El Velo de la Novia. Tipos y Consejos para elegir el tuyo

Los Velos de Novia son uno de los complementos que más van a definir tu look de novia. Es un accesorio clave que no puedes descuidar. Aunque es un elemento opcional que puedes decidir usar o no, el aporte de personalidad que dará a tu look nupcial, te hará sentir más novia.

Desde Vísteme de Boda recomendamos siempre escoger Velos de Tul. El motivo es claro. Un Velo de Boda debe de tener caída. Esto es lo básico. Y si hay una tela que tiene una caída perfecta, esa es el Tul. Además, el Tul aporta un volumen suficiente al velo y la transparencia que dibuja al caer es preciosa. Aparte de todo esto, el tul es un tejido altamente personalizable lo que lo hace de los más versátiles. Puede decorarse tanto con Bordados como con encajes. También las cintas son de las favoritas de las novias. Tú eliges.

Uno de los más demandados y que no dejará de ser una tendencia a destacar son los Velos de Novia Amantillados o de Mantilla. Este tipo de velos dan un toque clásico a la novia y son uno de los tipos de velos que no van a pasar de moda.

Velos de Novia Largos

Nosotros te invitamos a que elijas uno de nuestros Velos de Novia Baratos. No te tendrás que preocupar por el presupuesto. Nuestros Velos de Novia no son sólo de buena calidad, si no que también son económicos. Puedes elegir el tuyo desde 12.99 euros en nuestra tienda online.

Tipos de Velos de Novia

El Velo de Novia es un accesorio que tiene una amplia variedad de tipos. Digamos que hay un tipo de Velo para cada Novia.

Los Velos de Novia Tocado son el tipo de velo que se coloca a modo tocado en el cabello y que a lo más llega a cubrir parte de la cara, normalmente hasta los ojos. Suelen ser de rejilla y llevan algún tipo de aplique, por ejemplo perlas. Perfecto para las novias más vanguardistas.

Los Velos de Novia cortos miden aproximadamente 50 centímetros de largo. Lo ideal es que lleguen hasta la altura del hombro.

Los Velos de Novia Intermedios suelen ser de dos tipos. El que llega hasta los codos o el que llega hasta la altura de la mano.

Los Velos de Novia Capilla pueden llegar a acariciar el suelo, y tapará nuestro vestido completamente.

Los Velos de Novia Catedral son los que ya empiezan a formar una cola, extendiéndose más allá del largo del vestido. De largo superior a 2,5 metros, este tipo de Velo es uno de los más elegantes e imponentes.

Los Velos de Novia Mantilla se caracterizan por tener remates de encaje. Este es el velo de marcado carácter español. Ideal para las novias tradicionales y también para las más románticas por su elegancia.

Y los Velos de Novia de Colores. De tul con un matiz de color que te dará un toque de estilo que romperá con todos los esquemas de tus invitados. Serás una novia a la moda.

Velos de una Capa y dos Capas

Tanto el Velo Capilla como el Catedral pueden confeccionarse de una capa o de dos. Cuando un velo de este tipo lleva dos capas, generalmente una de ellas es más corta y de largo intermedio. La idea es que pueda usarse para tapar el rostro de la novia, aunque esto es opcional.

Pero también pueden ser las dos capas del mismo largo para dar más volumen al velo.

Es una cuestión de estilo, a la hora de elegir sólo hay que tener en cuenta que los Velos de dos capas son más clásicos que los de una.

Que Velo elegir según el Vestido

Lo primero que debes de hacer es analizar cómo es tu Vestido. Si tu Vestido de Novia es de estilo romántico podrías optar por un velo con remates de encaje para que realce un poco más el Vestido.

Si has optado por un Vestido más sofisticado, lo ideal sería llevar un velo liso y sin ningún tipo de detalles. De esta forma evitaras verte muy recargada y le darás el protagonismo suficiente a tu Vestido de Novia.

Por el mismo motivo, para los Vestidos de Corte Princesa también es recomendable optar por un velo sencillo y de largo capilla. Siendo lo suficientemente largo pero si añadirte una cola.

Si tu corte es Sirena, la mejor opción es un Velo de largo Catedral con remates en el borde que le de un poco de movimiento. Si el Vestido es de encaje el velo puede estar rematado en encaje. Y si no, puedes buscar otro tipo de remates, como las cintas. Lo cierto es que un velo con encaje en un Vestido de Novia sin encaje, no siempre se verá del todo bien.

Y por último ten en cuenta que si tu Vestido es largo, es recomendable usar Velos Largos, tipo capilla o catedral dependiendo del largo de tu cola. Y si es corto, hay que optar por Velos cortos para dar coherencia al look.

Lo que sí es necesario tener en cuenta a la hora de elegir el Velo es que sea de la misma tonalidad que tu Vestido.

Pero lo más importante es que a ti te guste la combinación y que te sientas cómoda.

Cómo lucir tu Velo de Novia

El Velo de Novia se puede lucir de varias formas. Todo depende de la personalidad de la novia pero sobre todo del vestido. La versatilidad del velo permite que quede bien tanto si tu opción es un recogido o semi-recogido como con peinados de pelo suelto.

Además los velos siempre se pueden acompañar con otro complemento para el cabello. Las tiaras son una buena opción con velos de largo intermedio si quieres lucir como una princesa. Otra opción fantástica es acompañarlo de un tocado.

Anímate y elije el tuyo!

Deja un comentario